Qué empresas deberían externalizar sus ventas y por qué

Qué empresas debería optar por el outsourcing comercial y por qué

Como ya hemos comentado en otros posts, el outsourcing comercial consiste en contratar a una empresa especializada para que gestione el departamento comercial de nuestra empresa. Aunque las grandes empresas pueden permitirse los costes que supone tener un departamento comercial propio, a la mayoría de las PYMEs les resulta muy difícil, casi imposible, tener uno que cubra sus necesidades de venta. Por ello, la ventaja más evidente de esta externalización es el ahorro de costes fijos.

En un post anterior ya hablamos de las ventajas de externalizar el departamento de ventas, pero en este vamos a centrarnos en otras dos cuestiones clave: qué empresas deberían externalizar o subcontratar su departamento de ventas y por qué deberían hacerlo.

Para responder a la primera pregunta, debemos tener en cuenta los problemas que supone tener un departamento de ventas propio; uno de ellos ya lo hemos mencionado al principio, y es el aumento de los costes, ya que externalizar la fuerza de ventas suele ser más barato que tener un equipo propio, pero también supone un ahorro de tiempo y otros recursos.

Para tener un equipo de ventas propio, primero hay que encontrar el talento necesario, con todo lo que ello implica: pasar por un proceso de selección más o menos largo, formar a los nuevos recruits, que en muchos casos carecen de experiencia en el campo o sector de su nueva empresa, mantenerlos (nóminas y otros costes…) etc.

Estos dos factores, el aumento del tiempo y de los costes, generan riesgos que pocas PYMEs pueden permitirse. Para las PYMEs (entre las que se encuentran la mayoría de las startups y muchas scaleups) cada minuto y cada euro cuentan y no pueden permitirse «desperdiciar» estos valiosos recursos.

Por tanto, la primera pregunta ya tiene respuesta… y, en parte, también la segunda: las empresas que deberían externalizar su departamento comercial (como muchas lo hacen con el de marketing o el de RRHH, entre otros) son sobre todo las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs); ¿por qué? Porque les permite ahorrar tiempo y dinero, reduciendo riesgos, ayudándoles a salir antes al mercado de la mano de profesionales ya formados y con la experiencia, herramientas y conocimientos necesarios.

Pero también hay casos en los que las grandes empresas pueden optar por la externalización comercial. Las empresas más grandes pueden tener subdepartamentos en muchos de sus departamentos y pueden necesitar ayuda con las ventas en un departamento que no es el de ventas o comercial, por lo que pueden necesitar apoyo específico en un momento determinado para avanzar comercialmente en un proyecto concreto.

En Springboard35 hemos ayudado a más de 120 empresas a aumentar sus ventas y expandir su negocio de forma rápida y eficiente, ahorrando mucho dinero y tiempo y ayudándoles a crecer más rápido e incluso a entrar en nuevos mercados internacionales en un tiempo récord.

Si tienes una empresa tecnológica (startup, scaleup o ISV) y quieres vender más y crecer más rápido por menos dinero, entonces también deberías optar por la externalización empresarial para dejar tus ventas en las mejores manos, y qué mejores manos que las de Springboard35 y nuestros expertos en Desarrollo de Negocio y ventas. Ponte en contacto con nosotros aquí o por correo electrónico en info@springboard35.com y deja que te ayudemos.

Desarrollo de negocio: qué es y por qué es tan importante

Desarrollo de Negocio: Qué es y por qué es tan importante

El desarrollo de negocio es algo que a veces se confunde con Marketing y muy a menudo con ventas. De hecho, parece haber como una moda en la actualidad por la que a los comerciales ya no se les llama «comerciales», sino expertos/analistas/ en «desarrollo de negocio».

Esto tal vez se haga para darle más «caché» al puesto de comercial («No soy comercial, soy Business Developer»… reconócelo, si encima lo dices en inglés aun queda más «cool», más «pro»), o para quitarle esa «connotación negativa» que se genera en nuestro cerebro cada vez que nos llama un «comercial».

Por supuesto, la labor de un comercial es capital en toda empresa, le pese a quien le pese, pero hay que diferenciar (sobre todo) entre el «comercial» y el «desarrollador de negocio» (vamos a llamarlo así). Y eso es lo que vamos a aclarar en este post.

El área de Desarrollo de Negocio de una empresa está (o debe estar) muy cohesionada a la de Marketing y la de Ventas (los famosos ya mencionados comerciales), pero no son la misma. Pero, entonces, ¿Qué hacen los de desarrollo de negocio? Ahora vamos a ello, impaciente:

La función principal del especialista en desarrollo de negocio (a veces también llamado BDM) es la de dar respuesta a la pregunta: ¿Y ahora qué hacemos? Muchas veces tienes un producto colocado en un mercado, todo va bien pero a lo mejor se empiezan a estancar las ventas… el mercado está copado, vale, entonces… ¿Ahora qué…?

Bueno, las opciones son muchas: puedes crear un nuevo producto en tu actual mercado (estrategia de nuevo producto), o sacar tu producto existente a un nuevo mercado (estrategia de nuevo mercado), o variar la estrategia de marketing para que tu producto llegue a más personas dentro del mismo mercado (estrategia de penetración), o puedes optar por darle una vuelta a todo y sacar nuevos productos en nuevos mercados (estrategia de diversificación)… como te digo, las opciones son muchas, y eso es lo que tiene que analizar y decidir el BDM.

El BDM tiene que ir por delante de Marketing y Ventas, es el que marca el camino, definiendo las estrategias para el progreso del negocio, aprovechando las oportunidades del entorno o creándolas, así como estableciendo las sinergias necesarias con entes externos.

Entre las principales funciones del especialista o encargado de desarrollo de negocio destacan las siguientes:

Identificar y aprovechar oportunidades

Debe identificar y aprovechar las oportunidades que brinda el entorno, como los mercados con alto potencial que aún no han sido explotados, ya sea la extensión hacia nuevas áreas geográficas o el desarrollo de nuevos productos y/o servicios. Además, debe tener la capacidad de crear oportunidades que conlleven al crecimiento del negocio, adelantándose a los movimientos del mercado.

Crear oportunidades si no las hay

Desarrollo de negocios debe tener la capacidad de crear oportunidades que conlleven al crecimiento del negocio, adelantándose incluso a los movimientos del mercado. Ir un paso más adelante.

Establecer sinergias

Para el crecimiento del negocio es necesario el establecimiento de alianzas estratégicas con entes externos, ya sea para extenderse hacia nuevas zonas geográficas, desarrollo de nuevos productos y/o servicios, nuevos proveedores para reforzar la cadena de valor actual del negocio, desarrollo de nuevos de procesos, etc. Las sinergias con terceros son una pieza clave en la evolución de todo negocio.

Innovar

El departamento de desarrollo de negocio debe ir de la mano con la innovación, tanto de la tecnología como de los procesos de negocios. Esto resulta de gran relevancia en la actualidad, por la constante y rápida evolución de la tecnología y la sociedad. Quedarse estáticos ante estos cambios es dejarse derribar en la guerra de mercado a la que están sometidas las empresas hoy en día.

Hacerse las preguntas que nadie más se hace

Desarrollo de negocio debe ir más allá de la realidad, de la costumbre, de la rutina. Debe indagar siempre en cómo poder hacer las cosas diferentes, cómo mejorar los procesos actuales. Pensar que todo es mejorable y que ningún procedimiento está escrito sobre piedra.

Definir la estrategia

Como siempre, no puede faltar, la estrategia. A través de la estrategia, desarrollo de negocio define el cómo se va a hacer evolucionar el negocio, siempre tomando en cuenta los objetivos corporativos, así como la misión y la visión de la empresa. Sin estrategia es prácticamente imposible que se obtengan resultados, pues solo se llevarán a cabo acciones movidas por la improvisación sin perseguir un fin común.

Es de vital importancia que las actividades realizadas por este departamento se encuentren enmarcadas en una metodología de trabajo y un plan de desarrollo de negocio con unos objetivos bien definidos y alineados con la estrategia global de la empresa, evitando así la improvisación y sus consiguientes errores.

En Springboard35 somos especialistas en desarrollo de negocio, y por eso somos expertos en hacer estas tareas mencionadas. Por supuesto, también somos expertos en ventas (sí, somos muy buenos vendiendo, porque tenemos los contactos, las redes, las herramientas y el know-how), pero no sólo vendemos, sino que hacemos todo el proceso, desde el principio: desde la estrategia hasta la ejecución.

Si no quieres dejar la crucial tarea del desarrollo de negocio a «cualquiera», sino a los mejores… ¡conócenos en springboard35.com y contacta con nosotros! Tenemos a la espalda más de 120 partners que nos avalan después de haber confiado en nosotros para desarrollar sus negocios y haberlo conseguido con éxito. No tienes que fiarte de nosotros, escúchalos (léelos) a ellos).

¡Tenemos que hablar! Queremos conocer tu proyecto y hacerlo crecer.

Estrategia de ventas: 5 «trucos» para vender más

Estrategia de ventas: cómo vender más

Cuando planificamos nuestra estrategia de ventas con el objetivo de vender más nuestro producto, solución o servicio muchas veces vamos como pollo sin cabeza. Y buscamos en internet, y leemos a gurús de ventas… y la cabeza ya nos termina de explotar.

Porque cuando se trata de ventas, de vender, de vender más, de vender mejor, hay pocos referentes / expertos a los que acudir… David Ogilvy, Dale CarnegieLuis Monge Malo o Isra Bravo (sí, los pongo en la misma lista, yo sé lo que me hago) entre no muchos más, al menos célebres.

Y es que hay mucha gente que se dedica a vender, pero muy poca que venda bien (en este caso, bien = mucho). La venta, como dije en un post hace no mucho, es parte de la vida, una parte tan importante y presente en nuestras vidas como el respirar.

Vendemos cuando discutimos, cuando debatimos, cuando queremos convencer a alguien de algo… ¡cuando ligamos!

Pero… ¿hay alguna técnica o truco para vender más? Pues sí, varios. Desde la insistencia, ser directos y claros, tratar al cliente como si fuese otra persona como tú (sí, sí, ¡que resulta serlo!), etc… pero todo eso ya para cuando estamos uno a uno con nuestro/a interlocutor/a.

Ahora, ¿hay alguna cosa PREVIA a coger el teléfono / enviar el email que se pueda hacer para conseguir mejores resultados en ventas? Alguna hay, y hoy te voy a contar alguna:

1. Analiza BIEN el mercado:

Hay que tener muy claro cuál es nuestro público/cliente objetivo. Para esto tienes los ya conocidos «buyer personas», estudios de mercados, landings con tests AB… aquí la lista es infinita, pero es muy importante que, antes de ponerte a contactar a alguien, sepas a quién hay que contactar.

2. Conoce y céntrate en tu VENTAJA COMPETITIVA:

Probablemente (con el 99,9% de seguridad) la solución o producto que ofreces, ya existe en el mercado, aunque no sea exactamente igual a las demás… pues bien, céntrate en eso, en tu ventaja competitiva, y remárcala. Eso es lo que te va a diferenciar de tu competencia, y por tanto, lo que hará que tú vendas más que tus competidores.

3. Facilita el PROCESO DE COMPRA:

Cuando alguien te quiere dar su dinero a cambio de tu producto, servicio o solución no puedes ponerle trabas, tiene que ser altamente sencillo, fluido, en pocos pasos, sin errores… ¡o le acabará comprando a otro! Parece obvio pero no lo es tanto.

4. Aporta VALOR:

Y no hablo solo del producto. Está claro que tu producto debe de ser bueno, pero un producto bueno no vende más PER SE, en contra de lo que muchos creen; y un buen producto lo es en tanto en cuanto aporta valor (mayor valor, mejor producto y al revés).

De todas formas, como digo, no hablo del producto, hablo de ofrecer valor previo a ofrecer tu producto. Muéstrate como una autoridad en tu campo, dale consejos (aquí las newsletters y los blogs juegan un papel muy importante), información… o una muestra gratuita de tu producto, no lo sé, pero tú me entiendes…

5. Vendes a PERSONAS:

¿En serio? No me lo creo… Pues sí, vendes a personas, y esas personas seguramente sean tan humanas como tú, por lo tanto… por qué te empeñas en hablarles como si fuesen, qué se yo, caballeros de la orden de Greenwich, o Marqueses de Valadre… o niños. Háblales como le hablarías a tu amigo, a tu vecina, a tu padre: con cercanía, con simplicidad, con gracia.

A lo mejor no eres muy gracioso, pero intenta que tus mensajes sí lo tengan, cuando la gente se entretiene, se divierte, se vuelve más propensa a darte su dinero. Este es el resumen, para saber más sobre el tema puedes buscar en Google).

BONUS: Dedícate EXCLUSIVAMENTE A VENDER:

Revisa tu lista de tareas: ¿Cuántas responsabilidades diarias tienes además de vender tu producto o servicio? Delegue todas las actividades que no estén directamente relacionadas con las ventas. Cuando dedicas toda tu energía a la venta y eliminas las tareas más superficiales y el trabajo tedioso que consumen gran parte de tu tiempo, optimizas las horas que necesitas para cerrar más tratos.

Y creo que hoy lo voy a dejar aquí; en la próxima entrada te mostraremos más consejos para incrementar y mejorar tus ventas, que si no este se queda muy largo.

Y si quieres conocer mejor a estos expertos en ventas y desarrollo de negocios tecnológicos visítanos en springboard35.com y descubre cómo podemos ayudarte a expandir tu negocio multiplicando tus ventas… ¡nos vemos pronto!

Desarrollo de canal: todo lo que necesitas saber

Desarrollo de canal: todo lo que necesitas saber

El desarrollo de canal (o desarrollo de canales de venta) es un enfoque estratégico para todas aquellas empresas que deciden establecer una mejor o más amplia relación comercial entre ellas y sus clientes.

El desarrollo de canal de distribución o de ventas consiste en seleccionar una o varias empresas (consultora, integradora, revendedora, MSP, etc.) para que distribuyan sus productos o servicios para que sean más y/o mejor consumidos por sus clientes.

En otras palabras: un modelo de canal (o de venta indirecta o de socios) es aquel que implica un ecosistema de empresas que dependen unas de otras y colaboran en el proceso de venta de un producto o servicio. Lo que haces básicamente es amplificar y expandir tu red comercial para que estas otras empresas vendan o distribuyan tu solución por ti.

Pero, antes de continuar… ¿Qué es un canal de venta?

Un canal de ventas es el medio a través del cual se muestran los productos o servicios a los consumidores, permitiendo la relación entre la propia empresa y el cliente potencial. También puede ser un canal de difusión para promocionar el producto o servicio que se ofrece. Es una plataforma publicitaria para que el público entre en contacto con los artículos y se convierta en cliente.

Se trata de atraer tanto a los que ya conocen la marca como a los que no. Por ello, es muy importante elegir el canal de venta adecuado y tener en cuenta el desembolso que se va a realizar en él. Los productos de un fabricante no se mostrarán de la misma manera que los de un mayorista o un minorista.

Y ahora, volvamos al desarrollo de canal.

El objetivo de tener un modelo de venta indirecta es vender más.

Esta consideración de implementar una estrategia de desarrollo de canal de venta en tu empresa, especialmente si vendes, por ejemplo, soluciones tecnológicas (SaaS, software a medida, etc.) parece muy obvia, porque un modelo así nos ofrece ciertas ventajas que no teníamos en cuenta:

  • Una interacción con los clientes a los que no se puede llegar directamente.
  • Conocer y aprender las novedades/necesidades del mercado.
  • Dar más volumen/capilaridad a tus productos.
  • Disminuir tu esfuerzo comercial.
  • Proporcionar servicios de valor añadido a tu producto o servicio.
  • Abrir nuevos mercados o llegar a nuevos segmentos.

Una vez que hemos detectado la necesidad de vender a través de socios (desarrollo de canal), por ejemplo, queremos ir a un segmento de mercado muy específico al que no tenemos acceso o entrar en un nuevo país sin capacidad para contratar nuestra propia fuerza de ventas, debemos seguir una serie de pasos:

  • Estrategia y diseño.
  • Identificación de socios potenciales.
  • Calificación.
  • Onboarding y activación.
  • Gestión del canal.

La decisión de incorporar un canal indirecto o de distribución en su estrategia de ventas debe ser el resultado de una respuesta bien argumentada a las preguntas que debe hacerse antes de crear un nuevo canal de distribución.

10 preguntas que debe hacerse antes de implementar una estrategia de desarrollo de canal

  • ¿Qué valor aportan los distribuidores a mi producto o solución?
  • ¿Los distribuidores complementan mi producto o servicio o sólo lo revenden?
  • ¿Qué relación tienen los posibles distribuidores con los compradores finales de nuestros productos y soluciones?
  • ¿Cómo deben ser estos distribuidores, multimarca, exclusivos, específicos de mi producto, de sectores afines al mío…?
  • ¿Cuántos distribuidores debo tener?
  • ¿Dónde deben estar?
  • ¿Qué relación debemos establecer con nuestros distribuidores? ¿Qué debemos ofrecerles para que nos vendan nuestros productos?
  • ¿Qué debemos ofrecerles? ¿Qué debemos exigirles?
  • ¿Cómo se relacionan nuestros competidores con sus canales de distribución?
  • ¿Qué acciones debemos llevar a cabo para que nuestros distribuidores prefieran vender nuestro producto antes que otros que distribuimos?

Una vez contestadas estas preguntas, tendremos una visión clara de si tiene sentido o no incorporar un canal de distribución en la venta de nuestros productos.

Si está considerando la posibilidad de desarrollar un canal de distribución o comercial, en Springboard35 somos expertos con más de 20 años de experiencia. Conócenos y averigua cómo podemos ayudarte a expandir tu negocio ampliando la red de tu empresa. No lo dudes más y contacta con nosotros en info@springboard35.com y te asesoraremos para tomar la mejor decisión para el desarrollo comercial de tu negocio.

Qué es un SDR y cómo puede ayudarte a aumentar tus ventas

SDR: ¿Qué es?

Un representante de desarrollo de ventas (SDR o Sales Development Representative, por sus siglas en inglés) es una persona que se centra en la prospección y calificación de los clientes potenciales a través de la línea de ventas y, a continuación, los entrega a las personas que son responsables de cerrar las ventas (desarrolladores de negocios, gestores de cuentas, etc.). Los representantes de desarrollo de ventas permiten a los empleados que cierran una venta centrar su tiempo y esfuerzo en los clientes potenciales con mayor potencial de cierre.

Una de las tareas clave de los SDR es identificar y descartar a las personas que no tienen ningún interés en comprar un producto y eliminarlas del funnel para evitar el desperdicio de futuros recursos.

Pero, además de aumentar la tasa de cierre, estas son otras razones por las que los representantes de desarrollo de ventas o SDR son más importantes que nunca.

1. Te ponen en el vagón de cabeza:

Un equipo de ventas tiene un 56% más de posibilidades de alcanzar su cuota si consigue captar clientes potenciales antes de que esos compradores tengan que ponerse en contacto con un vendedor.

Con los SDR en control de los primeros pasos del ciclo de ventas -encontrar y calificar a los prospectos- se hacen más contactos tempranos, a veces incluso antes de que los prospectos reconozcan sus necesidades nuevas o cambiantes.

2. Te mantienen por delante de la competencia:

«El papel del representante de desarrollo de ventas se está sofisticando», dice Lorraine Ferguson, autora de The Unapologetic Saleswoman, formadora de ventas, entrenadora y asociada a Sandler Training. «Se fusiona bien con el marketing y las ventas y pone a las empresas por delante de la competencia».

Además de la prospección y la cualificación, los SDR pueden dedicar más tiempo a gestionar el aspecto de las ventas en las redes sociales para los vendedores que tienen poco tiempo y están menos dispuestos a estar en línea. Mientras que los competidores se encargan de todos los pasos del ciclo de ventas, los vendedores con un SDR tienen más oportunidades de establecer relaciones, presentar, negociar y cerrar.

3. Califican más a fondo:

Cuando la tarea de ventas termina en «calificar al cliente potencial», los SDR pueden centrarse en hacerlo a fondo, en lugar de en los numerosos siguientes pasos (y obstáculos) del proceso de ventas.

«Los representantes de desarrollo de ventas pueden conocer mejor a los prospectos: la información que necesitan, el dolor que sienten», dice Ferguson. «Conocen el nivel aceptable de conexión, cuándo un lead es bueno y cuándo no. Así, son muy pocos los clientes potenciales no cualificados que llegan».

4. Aumentan la calidad de los leads:

Los equipos de desarrollo de ventas tienen éxito cuando se les mide en dos frentes: la cantidad (contactos realizados, número de clientes potenciales transmitidos) y la calidad (número de clientes potenciales que se cierran, tamaño medio de la transacción, tiempo de cierre).

Los SDR que sólo se miden por la cantidad pasarán clientes potenciales pobres sólo para mantener los números esperados. Entonces, los vendedores perderán tiempo persiguiendo clientes potenciales de poco valor, lo que reducirá los ingresos.

«La prospección puede pasar a un segundo plano para los ejecutivos de cuentas», dice Ferguson. «Pero para el desarrollo de ventas, es su objetivo».

5. Son flexibles:

Los empleados que se centran en unas pocas tareas básicas (como los SDR) pueden adaptarse a los cambios y superarlos más rápidamente que los que tienen que adaptarse a muchas tareas y funciones.

Cuando se reconoce un cambio en el sector, en las prioridades o en las actitudes de los clientes potenciales, se puede cambiar rápidamente la forma en que los SDR se acercan a ellos sin perder demasiado tiempo en la formación. Por otro lado, los vendedores que se encargan de todo el ciclo de ventas tendrían que cambiar más, y probablemente a un ritmo más lento, debido a otras responsabilidades.

6. Son más rápidos que la publicidad:

Los clientes potenciales pasan mucho tiempo con la cabeza puesta en Internet y en el correo electrónico: casi un tercio de su semana laboral, según un estudio del McKinsey Global Institute. Pero en su mayoría borran el correo electrónico del mercado masivo e ignoran los anuncios, desde los banners y las pantallas hasta los sociales y los nativos.

Pero es menos probable que los clientes potenciales ignoren un teléfono que suena, un mensaje de correo electrónico personalizado o un mensaje de voz intrigante de uno de sus representantes de desarrollo de ventas.

Estas son algunas de las cualidades de los SDR y por ello este puesto se ha ido haciendo más popular y se ha ido extendiendo en cada vez más empresas.

Y es por eso que en Springboard35 ofrecemos servicios de representación comercial (SDR) y no solo de desarrollo de negocio (BDM) a nuestros partners, porque, aunque pueda ser un trabajo algo «farragoso» el de prospectar y cualificar, sin ese «éxtasis» que produce el cierre de una venta, creemos que aporta un gran valor a muchas empresas, especialmente las tecnológicas… y también porque nuestros SDR son los mejores prospectando y cualificando y no íbamos a desaprovechar ese talento… y no lo decimos nosotros, lo dicen nuestros partners… sí sí, aquí, mira: Lo que dicen nuestros partners de nosotros

Qué es el outsourcing comercial y cuáles son sus ventajas

Qué es outsourcing comercial y cuáles son sun ventajas

El outsourcing comercial (o externalización comercial, en «cristiano») es el proceso de delegar las tareas de gestión de ventas a una empresa especializada en desarrollo de negocio. Esta empresa proporcionaría un equipo profesional capacitado para gestionar cuestiones comerciales, como la prospección de mercado, la generación de leads o la gestión de cuentas, entre otras, con una amplia experiencia en este ámbito. Estas empresas tienen como objetivo aumentar las ventas y promocionar tu solución o producto, cosas difíciles de gestionar si no se tiene experiencia en este campo.

Pero el objetivo principal de acudir al outsourcing comercial o externalizar tu departamento comercial no debe quedarse ahí. Las ventajas de hacerlo van desde la disminución de los riesgos que implica sacar un producto a un nuevo mercado hasta la reducción de costes, pero hay más. Déjame contarte las principales ventajas de externalizar tu fuerza de ventas.

1 Disminución del riesgo

Cuando la gestión comercial la realiza una empresa externa (de outsourcing), se produce un maravilloso alivio al evitar la toma de decisiones que pueden ser arriesgadas para el negocio. Al externalizar tu equipo comercial, serán ellos los encargados de decidir cuál es la mejor opción.

2 Reducción de costes

Al contratar una empresa de externalización comercial o de ventas, hay varios costes que se pueden evitar, como la contratación y «mantenimiento» de empleados o la infraestructura. Al externalizar estos servicios, esos recursos no son necesarios.

3 Optimización de recursos

Relacionado con el punto anterior, al externalizar tu departamento de desarrollo de negocio, una parte de las tareas son realizadas por profesionales enfocados a gestionar las relaciones comerciales con tus clientes. Este trato dará a tu empresa la oportunidad de centrarse en la actividad principal del negocio ahorrando recursos, tiempo y esfuerzo.

4 Mayor calidad y eficiencia

Una empresa especializada aumentará la calidad y la eficiencia de los servicios, ya que ese es su campo de especialización, mientras que el tuyo puede ser, por ejemplo, el desarrollo de software o la producción de gafas de sol, qué se yo. Han sido formados y disponen de los recursos, herramientas y redes de contactos para diseñar la estrategia comercial perfecta para obtener los objetivos marcados.

5 Flexibilidad

Una buena empresa de externalización será flexible y se adaptará a tus necesidades, tus horarios, etc. Diseñarán las estrategias más adecuadas de go-to-market, prospección y generación de leads adaptadas siempre a tus objetivos.

6 Ventaja competitiva

Obviamente, todas estas ventajas juntas te darán una diferencia competitiva sobre tus competidores porque, en resumen, podrás salir al mercado antes, de forma más preparada, reduciendo los riesgos y gastando menos tiempo y dinero.

Y ESTA es nuestra razón de ser en Springboard35, ayudar a las empresas en su expansión empresarial reduciendo los riesgos y costes asociados a la misma y garantizando los mejores resultados. Y somos buenos en esto porque llevamos más de 20 años haciéndolo en multitud de mercados. el Desarrollo de Negocio es lo nuestro… pregúntales a nuestros más de 60 partners a los que ahora mismo, mientras lees esto, estamos ayudando a expandir su negocio.

Si quiere saber más sobre cómo podemos ayudarle en la expansión de tu negocio, contáctanos a través de nuestro formulario de contacto (justo debajo de estas líneas) o en info@springboard35.com. ¡Estás a un paso de empezar a disparar tus ventas!